Orientación Psicológica (Pareja y Familia)

En muchas ocasiones, ya sea que hablemos de las relaciones de pareja como de la crianza de los hijos en las familias, podemos necesitar consejo, orientación, asesoramiento. Por ejemplo, es natural que aparezcan conflictos en la pareja, cada uno de los miembros que forman parte de ella es diferente y es necesario escucharse y tratar de comprender al otro, encontrar una solución que les comprometa a los dos. Esta es la ayuda que podemos ofrecer a las parejas, un espacio seguro y privado en el que poder clarificar la situación en la que se encuentran y así avanzar en la resolución de problemas.

Ser madre o padre no es tarea fácil. Los hijos nos ponen con frecuencia delante del espejo, tenemos que replantearnos cosas que creíamos superadas; es en definitiva un proceso de crecimiento. Crecer como persona. En este proceso se presentan muchas dificultades, ya sea por la manera en la que los padres afrontan las diferentes situaciones familiares, como por los mismos niños, que quizás no hacen caso, o se enrabietan, o tienen dificultades de diversa índole en su desarrollo. En este caso es interesante que los padres puedan tener una orientación psicológica, tanto para aprender la mejor manera de actuar con sus hijos como para entender mejor qué es lo que sucede.